experimentemos

Posts Tagged ‘vídeo

Ante todo, bienvenid@s al curso de CTMA de 2015-2016.  Espero que aprendáis y lo pasemos bien haciendo amenos los contenidos.

Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente.  ¿Cuál es su utilidad para el alumnado de 2º de Bachillerato?

Es una pregunta que tiene varias perspectivas desde las que contestarla, una de ellas la podéis ver en el siguiente vídeo que habremos de comentar en la primera clase.  Os recomiendo que lo relacionéis con el tema 16.-  Repercusiones de los problemas ambientales sobre la humanidad, que por aquello de que los últimos serán los primeros, será por el que iniciemos el curso.

Ojalá os guste.

El Mar de Aral es un mar interior situado en Asia central. Era uno de los lagos más grandes del mundo, pero, debido a la acción humana, se ha reducido su tamaño a un 10% de la superficie original en apenas 50 años, como podemos apreciar en este mapa.

Las causas son, principalmente, el uso del agua de sus afluentes para regar cultivos de algodón. Esto generaría un gran impacto negativo en el lago. Ademas, los fertilizantes químicos utilizados en los cultivos crearon un residuo líquido altamente contaminante que acabó llegando al Mar y destrozando un frágil ecosistema.

Estos residuos de fertilizantes, unidos al exceso de sal acumulada en el mar debido a la evaporación del agua, han originado un desierto en un área anteriormente cubierta por el agua, en la que no crece la vegetación. Este proceso de desertificación representa un gran riesgo para la población de la zona, ya que estos contaminantes se encuentran ahora dispersos por el aire, generando bronquitis, tuberculosis y otras enfermedades.

Este riesgo, de origen antrópico, es, actualmente, un desastre, al haberse materializado. Podría llegar a ser una catástrofe si no se toman medidas. No sólo afecta a las zonas cercanas al Mar, el polvo y la arena del  antiguo lago viajan grandes distancias, portando sal y sustancias químicas a zonas lejanas. Lo que antes era un lago, ahora es el origen de tormentas de arena.

El Mar de Aral representa un claro ejemplo de efecto bumerán, ya que la acción humana sobre el medio ambiente no sólo destruye este sino también el bienestar de los humanos.

En este vídeo encontramos imágenes y testimonios que nos permiten tener una idea de la magnitud del problema.

La leptospirosis, también conocida como enfermedad de Weil, es una enfermedad febril  (Perteneciente o relativo a la fiebre), producida por la Leptospira interrogans, una bacteria  que afecta a humanos y un amplio rango de animales, incluyendo a mamíferos, aves, anfibios y reptiles.

Es una enfermedad reemergente en los países del Cono Sur. Aunque está ampliamente distribuida en el mundo, su prevalencia es mayor en las regiones tropicales. Es más frecuente en la población rural que en la urbana y predomina en el hombre.

Las condiciones ambientales prevalentes en la mayoría de países tropicales y subtropicales de América (lluvias abundantes, desborde de aguas residuales durante las inundaciones, suelos no ácidos, altas temperaturas) favorecen la transmisión.

Afecta a numerosas especies animales, salvajes y domésticas, que son el reservorio y la fuente de infección para el hombre. Los más afectados son los roedores salvajes, perros, vacas, cerdos, caballos y ovejas.
Los animales infectados eliminan el germen con la orina, contaminando terrenos y aguas. Las leptospiras pueden permanecer durante largos períodos en sus túbulos renales, siendo excretados con la orina sin estar el animal enfermo.

La mayor fuente de infección para el hombre la constituye la exposición directa a orina de esos animales o el contacto con agua y/o suelo contaminados con tales orinas.

Por lo general el hombre es un huésped terminal. La transmisión de persona a persona es sumamente rara.

La población con riesgo de enfermar comprende la que habita zonas endémicas de los países tropicales subdesarrollados; mientras que en los países desarrollados suele ser una enfermedad profesional de los que trabajan con animales o sus productos, o en medios contaminados especialmente por roedores

Principalmente se manifiesta en épocas de lluvias e inundaciones.

Fue observada por primera vez en 1907.
La infección puede ser más o menos aguda y en general algunos de sus principales síntomas en la mayoría de los casos son: falta de apetito (no comen ni beben), depresión ,vómitos y hemorragias, fiebre ( 39.5- 41) , cefalea, dolores musculares, articulares y óseos, ictericia (enfermedad producida por la acumulación de pigmentos biliares en la sangre, cuya señal exterior más perceptible es la amarillez de la piel y de las conjuntivas), dolor de cabeza, escalofríos y  a veces anemia.
En casos menos agudos, puede llegar a producir alteración hepática y renal, junto con conjuntivitis y signos respiratorios ( tos, dificultad respiratoria, etc.. Si superan esta infección, pueden desarrollar alteraciones hepática y renal crónicas.

Se han identificado más de 200 serotipos, microorganismos infecciosos con distintos antígenos y virulencias.
Viven en unas condiciones de 20-30 ºC con humedad elevada. Son muy sensibles al pH ácido y a las temperaturas extremas.

Se divide en varias fases:

La primera fase muestra síntomas similares a los del resfriado común ,haciendo que ese período inicial sea difícil de diagnosticar y orientar un tratamiento oportuno.

La segunda fase puede ser grave y, si no es tratada debidamente puede provocar una recuperación lenta, más raramente daños renales e incluso en casos extremos la muerte.

Algunos de los medicamentos usados para tratarla son la Penicilina G ,la amoxicilina y la doxiciclina.

Este es un vídeo interesante sobre la leptospirosis:

Alba Cardi y Patricia García.

mosquito de la fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El término “amarilla” alude a la ictericia que presentan algunos pacientes.

CAUSAS:

La fiebre amarilla es causada por un virus que se transmite por la picadura de zancudos. Uno puede contraer esta enfermedad si lo pica un zancudo infectado con el virus. Esta enfermedad es común en Sudamérica y en África subsahariana. Cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, pero las personas de mayor edad presentan un riesgo mayor de infección grave. Si una persona es picada por un zancudo infectado, los síntomas generalmente se manifiestan entre 3 y 6 días más tarde.

TRASMISION :

Hay varias especies diferentes de mosquitos Aedes y Haemogogus que transmiten el virus. Los mosquitos se crían cerca de las casas (domésticos), en el bosque (salvajes) o en ambos hábitats (semidomésticos). Hay tres tipos de ciclos de transmisión:

  • Fiebre amarilla selvática: En las selvas tropicales lluviosas la fiebre amarilla afecta a los monos, que son infectados por los mosquitos salvajes. A su vez, los monos transmiten el virus a otros mosquitos que se alimentan de su sangre, y los mosquitos infectados pueden picar a las personas que entren en la selva, produciendo casos ocasionales de fiebre amarilla. La mayoría de estas infecciones afectan a hombres jóvenes que trabajan en la selva (por ejemplo, leñadores).
  • Fiebre amarilla intermedia: En las zonas húmedas o semihúmedas de África se producen epidemias a pequeña escala. El aumento de los contactos entre las personas y los mosquitos infectados conducen a la transmisión. Este es el tipo de brote más frecuente en África, y puede convertirse en una epidemia más grave si la infección es llevada hacia una zona poblada donde haya mosquitos domésticos y personas no vacunadas.
  • Fiebre amarilla urbana: Cuando las personas infectadas introducen el virus en zonas con gran densidad de población y un gran número de mosquitos Aedes y de personas no inmunes se producen grandes epidemias. Los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.

SÍNTOMAS:

La fiebre amarilla tiene tres etapas:

  • Etapa 1 (infección): son comunes el dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, fiebre, sofoco, inapetencia, vómito e ictericia. Después de aproximadamente 3 a 4 días, a menudo los síntomas desaparecen brevemente.
  • Etapa 2 (remisión): la fiebre y otros síntomas desaparecen. La mayoría de las personas se recupera en esta etapa, pero otras pueden empeorar en cuestión de 24 horas.
  • Etapa 3 (intoxicación): se presentan problemas con muchos órganos. Esto puede incluir insuficiencia hepática, renal y cardíaca, trastornos hemorrágicos, convulsiones, coma y delirio.

PREVENCIÓN:  

Las medidas de prevención contemplan la protección frente a picadura de mosquito como el uso de pantalones y camisas manga larga, evitar el uso de perfumes y usar repelente de mosquitos que contengan DEET en concentraciones variables de acuerdo a la edad de las personas.

Se cuenta con una vacuna bastante efectiva. Esta vacuna es recomendada a personas que viajan a zonas donde existe el riesgo de transmisión de esta enfermedad o a aquellas que provenientes de zonas endémicas ingresen a países que tienen el vector para limitar la posibilidad de transmisión asociada a la importación del virus. En algunos países endémicos de Fiebre Amarilla se han iniciado programas de vacunación masiva con reducción importante de las tasas de infección y transmisión.

La viruela del simio es una enfermedad viral zoonótica que puede infectar a
primates no humanos, roedores y algunos otros mamíferos. Esta enfermedad es
endémica en África central y occidental, donde circula en huéspedes animales
desconocidos y surge periódicamente como una zoonosis en humanos.

La viruela del simio resulta de la infección por un virus, miembro del género
Orthopoxvirus de la familia Poxviridae.

Se han identificado dos clases de virus de la viruela del simio, el virus de África
Occidental y el de la Cuenca del Congo. Los virus de la Cuenca del Congo son más
virulentos. El virus de la viruela del simio está estrechamente relacionado con  algunos otros ortopoxvirus como el virus de la variola (viruela), y no puede distinguirse de estos virus en algunas pruebas de laboratorio.

La mayoría de los casos de viruela del simio en humanos son zoonóticos. Se considera que el virus de la viruela del simio puede transmitirse a las personas por mordeduras de animales, en aerosoles durante el contacto estrecho, o por
contacto directo con lesiones, sangre o líquidos corporales.

En los humanos, la viruela del simio se parece a la viruela común; sin embargo, los síntomas son generalmente más leves y, a diferencia de la viruela, los ganglios linfáticos normalmente están agrandados. Los síntomas iniciales son similares a los de la gripe y pueden incluir malestar, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta, mialgia, dolor de espalda, fatiga y tos seca.

Se desconoce el alcance total de hospedadores que tiene el virus de la viruela del simio. Las especies conocidas como susceptibles incluyen monos y simios del Viejo y Nuevo Mundo, una variedad de roedores y otros mamíferos pequeños. Entre los primates en cautiverio, se informaron infecciones en macacos Rhesus , monos cangrejeros , langures, mandriles , chimpancés , orangutanes , monos tití, gorilas , gibones , monos ardilla.

En 2003, en EE. UU. se introdujo una cepa del virus de la viruela del simio de África Occidental en un envío
de mamíferos exóticos importados provenientes de África. Los animales infectados en este envío incluían
ratas de Gambia , ardillas de soga y lirones . Se desconoce si una especie originalmente albergaba el virus o se infectó durante el envío.

El tratamiento de la viruela del simio es principalmente de sostén. El fármaco antirretroviral cidofovir ha sido
prometedor in vitro y en estudios sobre animales, pero se desconoce su eficacia contra la viruela del simio en
humanos. También se deben considerar los efectos tóxicos de este fármaco. Se desconoce la eficacia de la
inmunoglobulina de vaccinia (que se utilizó para tratar la viruela común) en casos de viruela del simio.

Este virus tiene su origen en Egipto en 1937, donde una mujer febril en un distrito de Uganda al Oeste del Nilo presentaba todos los síntomas.

El primer síntoma de epidemia sucedió en Israel en 1950-1954, pero la epidemia más grande y desastrosa que se haya registrado, aconteció al sur de África en 1974, donde se reportaron más de 3,000 casos clínicos.

En los 90, se registraron casos en Europa (Rumanía) y en EEUU (Nueva York). Con estos casos los científicos se dieron cuenta de la evolución de este virus.

Este virus se contrae al picarte un mosquito. Los mosquitos, cuando se alimentan de la sangre de algún animal infectado, ellos contraen el virus sin que les afecte, y cuando se alimenta de otro animal o humano, éste también se contagia. Al ser las hembras las únicas que pican para alimentarse de sangre para poner huevos, éstos también tienen el virus.

Los síntomas a largo plazo (15 días) son:

  • Fiebre de moderada a alta.
  • Nauseas.
  • Dolor abdominal y torácico.
  • Cefalea.
  • Diarrea.
  • Fatiga.
  • Conjuntivitis.
  • Amigdalitis severa.
  • Complicaciones respiratorias.

Apróximadamente el 10% de los infectados con este virus mueren o sufren algún daño neurológico permanente. Muchos se recuperan y no ven como un peligro esta enfermedad.

Andrea de los Reyes y Erika Mora.

Naomi Klein muestra cómo los gobiernos “acorbardan” a los ciudadanos para evitar protestas. Da mucho que pensar, sobre todo con todo lo que tenemos de la “crisis” y los “recortes”.

Naomi Klein


Categorías

mayo 2017
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Visitantes

  • 1,110,442 hits

localizador de visitas

Cargando...