experimentemos

Posts Tagged ‘darwinismo

El creaccionismo trata de explicar el origen del Universo a través de un dios preexistente. Esta teoria se basa en una interpretacion literal del Génesis, que sostiene que la formacion de la tierra, primero la atmósfera , después los mares, las plantas, los animales y por último el ser humano , es la obra divina de un dios. Por lo tanto todas las especies han sido creadas por ese dios, el crea unas, y despues otras, no hay evolución.
Dentro del creaccionismo se encuentra la teoría del diseño inteligente, que afirma que una criatura tan perfecta como el ser humano, no pudo surgir de la nada, si no que tuvo que ser creada por alguien antes de que existiera sobre la tierra como el ser más perfecto.
Sinceramente desde mi mayor respeto a aquellos que sean religiosos, no entiendo como se puede creer, que exista un dios que cree y destruya especies  a su antojo.
Por otra parte el darwinismo , teoría que por primera vez habla de evolución, me parece la más aceptada, en principio hay un error, ya que darwin afirmaba que la evolución era gradual, pero eso no es correcto pues existe el saltacionismo, como bien a dicho mi compañera maria.
Según darwin la evolución se producía debido a una selección que el propio medio realizaba, a la cual el llamó selección natural ; el medio seleccionaba a los mejores adaptados, estos poseían alguna ventaja que les proporcionaba una mayor probabilidad de supervivencia, y estos individuos que sobrevivían transmitían esa ventaja a su desdencia, asi se originaría una nueva población con mayor numero de individuos con esta ventaja. Esto es a lo que darwin se referia con evolución.
No entiendo como hay personas, que rechazan esta teoría, aún existiendo pruebas sobre la evolución, como son:
El registro Fósil, el desarrollo embrionario, la Biología molecular y las Semejanzas anatómicas.

Según la religión judeocristiana, que se apoya en la teoría del creacionismo, la explicación al origen del Universo , que viene dada por la Biblia en el Génesis, es que Dios, un ser divino muy superior al hombre, fue creando sucesivamente el Universo, el planeta, el firmamento, los vegetales, las estrellas y, finalmente, los animales. Su obra culmina con la creación del ser humano, al que ordena ser señor de todo lo que en el planeta existe, ya que fue creado por el propio Dios para proporcionarnos el mejor de los mundos posibles.
Los creacionistas suponen pues, que un Dios todo poderoso creó de este modo a las especies y que, como son una obra divina, no necesitan mejorar ni sufrir cambios, por lo que son inmutables y fijas. Esto les guía a una conclusión final: la evolución no existe. Pero, ¿en que se basan para afirmar todas sus creencias? La cuestión está en que únicamente son creencias; el hecho de tener fé no demuestra nada. Según la Biblia, Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, pero ¿no os habéis planteado alguna vez el razonamiento contrario? Sin menospreciar las religiones ni mucho menos la fé o creencias de nadie, para mi, efectivamente, el hombre creó a Dios a su imagen y semejanza por el simple hecho de hacer más fácil su propia vida, pensando que tras la muerte hay una vida mejor llena de felicidad en la que nos encontraremos con el todopoderoso.
El asunto, es que esta teoría no tiene ningún tipo de valor real dado que no aporta ningún experimento empírico, ninguna prueba que la verifique.
En otras palabras, el creacionismo es una teoría que trata de explicar el origen del “todo a partir de la nada”; con esto me refiero tanto a que según la teoría, Dios crea el cosmos a partir de la nada, y a la parte de que se crea a partir de creencias.

Por otro lado, el Darwinismo, teoría evolutiva a la que definiría como más acertada, y digo lo de ”más” ya que presentaba un error: el primero, que la evolución no tiene que ser exclusivamente gradual, es más, según lo que nos contó Pepe un día de tantos en clase, la mayoría de los procesos evolutivos se producen mediante la explicación que da la teoría de los equilibrios interrumpidos o puntuados, la cuál dice que los procesos evolutivos de las especies suelen tener periodos de estabilidad interrumpidos por periodos cortos en los que ocurren grandes cambios; y segundo, estaría mejor considerarlo una información desconocida por el propio Darwin, que es que el factor hereditario son los genes.
La única diferencia que encuentro entre ambas teorías, es que a diferencia del creacionismo, el Darwinismo es una teoría apoyada, consolidada y basada en pruebas que demuestran efectivamente su propuesta sobre la evolución. Estás, ya debidas de conocer por todos nosotros, son:
1.El registro fósil, que es la principal prueba de evolución que tenemos.
2.La comparación anatómica entre especies, la cual nos muestra la clara igualdad en cuanto a huesos componen las extremidades de diferentes grupos de animales(aves, reptiles, mamíferos).Esto prueba la existencia de un origen común.
3.El estudio del desarrollo embrionario aporta que todas las especies muestran en sus primeros meses de embriones cola, ya que su antepasado común la poseía.
4.La biología molecular. Está comprobado que todas las especies comparten el mismo material genético, el ADN. Esto es otra prueba que vuelve a indicar un origen común de todas ellas.

Charles Darwin elaboró una teoría sobre la evolución de las especies que no se atrevió a publicar debido al temor de la reacción de la gente que aun tenia un pensamiento fijista y a que cuestionaba una creación divina del mundo. Pasado un tiempo, descubrió que Wallace, otro científico ingles, había llegado a la misma conclusión por separado y ambos presentaron su teoría públicamente. Un año después Darwin publicó en solitario El origen de las especies.

Darwin afirmaba que todos los seres vivos tenían un origen común y descienden de una primera forma de vida de la que se generaron, con el paso de los años, las demás especies. Los primeros vertebrados fueron los peces, luego los anfibios, los reptiles, las aves y, por último, los mamíferos.

Darwin comentaba en su obra que las especies evolucionan. La naturaleza es algo dinámico y, por ello, las especies y el medio en el que se encuentran también varía. Darwin atribuía ese cambio evolutivo a la herencia de las variaciones espontáneas. Ese proceso de cambio era de forma gradual y progresiva sin saltos repentinos de una especie a otra. En cada generación se producían variaciones entre los individuos de una especie que son transmitidos a su descendencia.

Pero el descubrimiento más importante de Darwin fue la teoría de la selección natural:

  • En cada generación nacen individuos con distintas características particulares, lo que proporciona una gran variedad genética.
  • Todos los individuos luchan por sobrevivir en un entorno hostil. Esto es debido a que la población aumenta en cada generación haciendo que cada vez sea mas escaso el alimento disponible por lo que, normalmente, solo las especies mejor adaptadas tienen mas posibilidad de sobrevivir haciendo que la especie fuerte predomine aunque la mayoría de las veces estos cambios se producen por azar al igual que la supervivencia de los individuos

Darwin experimentó con jirafas. Todas comían hierba pero solo las que poseían el cuello mas largo podían alimentarse también de las hojas de los árboles. Cuando las condiciones ambientales cambiaron y no quedaba hierba, solo sobrevivieron aquellas jirafas que tenían el cuello mas largo para alcanzar las hojas de los árboles. En conclusión, solo sobrevivieron los individuos mejor dotados de cada especie. Aquellos que posean condiciones favorables se beneficiarán de ellas y las transmitirán a su descendencia haciendo que se conserven y perpetúen los rasgos beneficiosos haciendo desaparecer los perjudiciales. En la selección natural nadie decide ni dirige los procesos ni los cambios ecológicos producidos en el medio ambiente y en las especies. Se produce simplemente por azar.

La selección natural no es el resultado del intento de los individuos por adaptarse al medio, sino que casualmente un organismo nace con una modificación que, también por azar, le proporciona una ventaja en el medio en el que vive.

El científico evolucionista más importante del siglo XIX fue Charles Darwin (1809-1882). Estudiante de las universidades de Edimburgo y Cambridge en Inglaterra, terminó sus estudios de teología a la edad de 22 años. Preparado para ser ministro protestante de la Iglesia, sin embargo, el mayor interés de Darwin estaba en el mundo natural.

En 1831 se integró, como naturalista, a la tripulación del barco de la marina inglesa “HMS Beagle”, que realizaría una expedición de mapeo alrededor del mundo durante 5 años. Este viaje fue esencial en el pensamiento de Charles Darwin. En las islas Galápagos, en el Océano Pacífico frente a Sudamérica, quedó muy impresionado por las especies de animales que vió y, sobre todo, por las sutiles diferencias entre los pájaros de las islas del archipiélago. A partir de estas observaciones, Darwin se dio cuenta que estas diferencias podían estar conectadas con el hecho de que cada especie vivía en un medio natural distinto, con distinta alimentación. En ese momento comenzó Darwin a delinear sus ideas acerca de la evolución.

Darwin entendió que toda población consiste de individuos ligeramente distintos unos de otros. Las variaciones que existen entre los individuos hace que cada uno tenga distintas capacidades para adaptarse al medio natural, reproducirse exitosamente y transmitir sus rasgos a su descendencia. Al paso de las generaciones, los rasgos de los individuos que mejor se adaptaron a las condiciones naturales se vuelven más comunes y la población evoluciona. Darwin llamó a este proceso “descendencia con modificación“. Del mismo modo, la naturaleza selecciona las especies mejor adaptadas para sobrevivir y reproducirse. Este proceso se conoce como “selección natural“. 

La teoría de la evolución que postuló Darwin tuvo un enorme impacto en el pensamiento europeo de la segunda mitad del siglo XIX. Los principales argumentos de El origen de las especies, que se publicó en 1859 son:

1. Los tipos biológicos o especies no tienen una existencia fija ni estática sino que se encuentran en cambio constante.

2. La vida se manifiesta como una lucha constante por la existencia y la supervivencia.

3. La lucha por la superviviencia provoca que los organismos que menos se adaptan a un medio natural específico desaparezcan y permite que los mejores adaptados se reproduzcan, a este proceso se le llama “selección natural”.

4. La selección natural, el desarrollo y la evolución requieren de un enorme período de tiempo, tan largo que en una vida humana no se pueden apreciar estos fenómenos.

5. Las variaciones genéticas que producen el incremento de probabilidades de supervivencia son azarosas y no son provocadas ni por Dios (como pensaban los religiosos) ni por la tendencia de los organismos a buscar la perfección (como proponia Lamarck).

Además de este libro, Darwin escribió dos más: Variaciones en plantas y animales domesticados (1868) y La descendencia del hombre y la selección en relación al sexo (1871).

Para mas informacion aquí

Darwin, Charles Robert (1809-1882), científico británico que sentó las bases de la moderna teoría evolutiva, al plantear el concepto de que todas las formas de vida se han desarrollado a través de un lento proceso de selección natural. Su trabajo tuvo una influencia decisiva sobre las diferentes disciplinas científicas, y sobre el pensamiento moderno en general.

Tras graduarse en Cambridge en 1831, el joven Darwin se enroló a los 22 años en el barco de reconocimiento HMS Beagle como naturalista sin paga, gracias en gran medida a la recomendación de Henslow, para emprender una expedición científica alrededor del mundo.

 En aquella época, la mayoría de los geólogos defendían la teoría catastrofista, que mantenía que la Tierra era el resultado de una sucesión de creaciones de la vida animal y vegetal, y que cada una de ellas había sido destruida por una catástrofe repentina, por ejemplo una convulsión de la corteza terrestre. Según esta teoría, el cataclismo más reciente, el diluvio universal, había acabado con todas las formas de vida no incluidas en el arca de Noé.

Las demás sólo existían en forma de fósiles. En opinión de los catastrofistas, cada especie había sido creada individualmente y era inmutable, es decir, no sufría ningún cambio con el paso del tiempo. Este punto de vista (aunque no la inmutabilidad de las especies) había sido cuestionado por el geólogo inglés sir Charles Lyell.

 A bordo del Beagle, Darwin descubrió que muchas de sus observaciones encajaban en la teoría uniformista de Lyell. No obstante, durante su viaje por Sudamérica, también observó gran diversidad de plantas, animales y fósiles, y recogió gran número de muestras que estudió a su regreso a Inglaterra. En las islas Galápagos, situadas frente a la costa de Ecuador, observó especies estrechamente emparentadas pero que diferían en su estructura y en sus hábitos alimenticios, y concluyó que estas especies no habían aparecido en ese lugar sino que habían migrado a las Galápagos procedentes del continente. Darwin no se dio cuenta en ese momento que los pinzones de las diferentes islas del archipiélago pertenecían a especies distintas. Más tarde, ya en Inglaterra, llegaría a la conclusión de que, cuando los pinzones llegaron al archipiélago desde el continente encontraron gran variedad de alimento, y al no tener competidores y estar aislados geográficamente, sufrieron una rápida adaptación a los distintos ambientes; con lo cual aparecieron nuevas especies que descendían todas ellas de un antepasado común. La teoría de la selección natural.

Tras su regreso a Inglaterra en 1836, Darwin comenzó a recopilar sus ideas acerca del cambio de las especies en sus Cuadernos sobre la transmutación de las especies.

Darwin hizo pública su teoría por primera vez en 1858, al mismo tiempo que lo hacía Alfred Russel Wallace, un joven naturalista que había desarrollado independientemente la teoría de la selección natural. La teoría completa de Darwin fue publicada en 1859 como El origen de las especies por medio de la selección natural.

Este libro, del que se ha dicho que “conmocionó al mundo”, se agotó el primer día de su publicación y se tuvieron que hacer seis ediciones sucesivas.

Las reacciones ante El Origen de las especies fueron inmediatas. Algunos biólogos adujeron que Darwin no podía probar su hipótesis. Otros criticaron su concepto de variación, sosteniendo que ni podía explicar el origen de las variaciones ni cómo se transmitían a las sucesivas generaciones.  Fueron muchos los científicos que siguieron expresando sus dudas durante los ochenta años siguientes.

Mas información  aqui.

 

Charles Robert Darwin (12 de febrero de 1809 – 19 de abril de 1882) fue un naturalista inglés que postuló tras una expedición de mapeo alrededor del mundo durante 5 años que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante un proceso denominado selección natural.
Darwin, en su libro El Origen de las Especies, explicó en forma simple que las especies cambiaban como resultado de una necesidad nueva; que la lucha por la supervivencia eliminaba las variaciones desfavorables y sobrevivían las más aptas; que el número de individuos de cada especie permanecía más o menos constante; y explicó, por medio de descripciones minuciosas, cómo iban cambiando según el entorno las distintas especies.

La teoría de la evolución que postuló Darwin tuvo un enorme impacto en el pensamiento europeo de la segunda mitad del siglo XIX. Los principales argumentos de El origen de las especies, que se publicó en 1859, son:

1. Los tipos biológicos o especies no tienen una existencia fija ni estática sino que se encuentran en cambio constante.
2. La vida se manifiesta como una lucha constante por la existencia y la supervivencia.
3. La lucha por la superviviencia provoca que los organismos que menos se adaptan a un medio natural específico desaparezcan y permite que los mejores adaptados se reproduzcan, a este proceso se le llama “selección natural”.
4. La selección natural, el desarrollo y la evolución requieren de un enorme período de tiempo, tan largo que en una vida humana no se pueden apreciar estos fenómenos.
5. Las variaciones genéticas que producen el incremento de probabilidades de supervivencia son azarosas y no son provocadas ni por Dios (como pensaban los religiosos(Fijismo)) ni por la tendencia de los organismos a buscar la perfección (como proponia Lamarck).

Además de este libro, Darwin escribió dos más: Variaciones en plantas y animales domesticados (1868) y La descendencia del hombre y la selección en relación al sexo (1871).
La obra de Charles Darwin sentó las bases de la biología evolutiva moderna. Y aunque actualmente se sabe que las especies han evolucionado a lo largo del tiempo, aún no está muy claro cómo ha sucedido esto.

Fuentes:
http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/act_permanentes/historia/histdeltiempo/mundo/prehis/t_teoesp.htm
http://www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/librostecnicosyensayos/Darwin/Elorigendelasespecies/index.asp


Categorías

mayo 2017
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Visitantes

  • 1,110,442 hits

localizador de visitas

Cargando...