experimentemos

Archive for the ‘Origen de la vida’ Category

Hola, a continuación os dejo un gran resumen de cómo surgió la vida que he encontrado en internet que me parece que está muy bien explicado y que nos viene muy bien con estas últimas dudas que han surgido con las últimas caídas de meteoritos hace no mucho tiempo en Rusia.

ORIGEN DE LA VIDA

Hace cuatro mil millones de años la Tierra era una bola incandescente con la superficie apenas cubierta por una leve costra continuamente destrozada por la frecuente caída de los meteoritos que en aquella época aún poblaban el sistema solar.

Ninguna forma de vida actual hubiera sido capaz de sobrevivir en su superficie, pero en aquel caos continuo provocado por constantes erupciones volcánicas, geíseres y bombardeo de meteoritos y rayos cósmicos, se encontraban presentes todos los elementos necesarios para la vida.

En los lugares donde la corteza terrestre había tenido tiempo de solidificarse y enfriarse algo se podían llegar a producir precipitaciones de lluvia formando charcas y lagos de un líquido que no era agua precisamente, sino una mezcla de agua, amoníaco, metano, ácidos y sales en suspensión. Más adelante se unieron a esta atmósfera gases como monóxido y dióxido de carbono y nitrógeno.

Todo ello, con el continuo aporte de energía por parte del sol y la temperatura interna del planeta, producía reacciones químicas que generaban moléculas de un cierto grado de complejidad como formaldehido, ácido prúsico, glicinas y alcoholes. También se formaban otras muchas substancias complejas pero en mucha menor proporción, y con el tiempo la atmósfera primitiva contuvo ingentes cantidades de moléculas complejas.

Poco después ya no teníamos un caldo de átomos, sino un caldo de moléculas de bastante complejidad. Los sucesivos hervores, las erupciones volcánicas, las descargas eléctricas de los rayos bombardeando ese caldo de moléculas hizo que de vez en cuando muchas de estas moléculas fueran destruidas pero también hizo que se formaran, por azar, algunas moléculas más complejas.

El aporte energético era tan grande que las sustancias simples tendían a reagruparse con tanta o más rapidez que las complejas en destruirse, por eso a lo largo de millones de años el caldo fue conteniendo cada vez una mayor proporción de sustancias complejas.

El azar producía nuevas moléculas, millones de combinaciones cada día en todo el planeta, las moléculas más inestables eran destruidas con rapidez, las más estables perduraban por más tiempo, las más simples eran usadas en nuevos experimentos, uno tras otro, día tras día, año tras año, milenio tras milenio.

Pero por muy complejas que fueran esas moléculas seguían siendo moléculas inertes, hubieron de pasar cientos de millones de años de experimentos para que por azar surgiera una molécula capaz de autoreplicarse.

Durante casi mil millones de años se había preparado un complejo caldo de cultivo y en ese caldo aquella primera molécula autoreplicante tuvo alimento y energía suficientes para reproducirse durante cientos de generaciones, hasta cubrir la totalidad de la extensión de los mares.

Ahora teníamos una molécula capaz de tomar otras moléculas más pequeñas de su entorno para autoreplicarse. Apenas necesitó unos cientos de generaciones, quizás menos de un mes, para extenderse por todas las zonas del planeta donde pudiera encontrar alimento y energía. Fue la primera explosión demográfica del planeta y continuó hasta que fueron tantas moléculas que se hizo difícil encontrar alimento para todas ellas.
Cuando esto ocurrió ya eran trillones las moléculas idénticas que se habían formado.

Pero la autoreplicación no siempre se producía en condiciones adecuadas. A veces faltaba algún alimento, alguna sustancia necesaria para la replicación y eso hacía que fallara. Los componentes de aquel fracaso servían de alimento para otras replicaciones, al fin y al cabo eran trillones. Algunas veces el error que se producía no suponía la destrucción de la molécula, ésta era capaz de reproducirse en las mismas condiciones que su progenitora aunque una sutil diferencia podía representar una ligera ventaja o desventaja con respecto a las demás moléculas de su entorno.

Eran trillones de moléculas en todo el mundo intentando reproducirse dos o tres veces al día. Casi todas esas replicaciones eran correctas, pero había fallos, quizás una de cada mil replicaciones. De esos fallos la mayor parte eran inviables pero unos pocos, quizás uno cada cien millones de errores, provocaban una molécula que también era capaz de autoreplicarse. Pero era una molécula distinta, no mejor ni peor, pero en determinadas condiciones podía ser más fuerte, más estable, o más capaz de replicarse sin errores.

Cuando una molécula tenía una cierta ventaja tendía a reproducirse más, por eso las moléculas que aprovechaban mejor alguna característica de su entorno, que eran más fuertes o estables, o que se reproducían con más eficiencia acababan sustituyendo a las más simples y frágiles. Así fue como comenzó la evolución de las especies, aunque sólo había una única molécula (aún no ser vivo) evolucionando.

Millones, billones, trillones de experimentos más tarde, surgió una molécula capaz de rodearse de una membrana dando lugar a la primera célula procariota.
Anteriormente ya habían surgido por azar moléculas que se rodeaban de una membrana. Pero la composición de esa membrana era demasiado fuerte, demasiado impermeable, demasiado frágil o demasiado lo que sea para que resultara útil. Aquellos experimentos fracasaron.
Cuando uno de aquellos trillones de experimentos tuvo éxito apareció la primera célula procariota de la historia, más parecida a una bacteria que a una célula de las que componen nuestros cuerpos, pero ya un ser vivo capaz de reaccionar a su entorno, protegerse de condiciones adversas, alimentarse y reproducirse.

Mucho más capaz que las moléculas autoreplicantes que poblaban el planeta, la primera célula procariota se reprodujo una y otra vez produciendo la segunda explosión demográfica de la historia.
La expansión de la vida no eliminó a las moléculas autoreplicantes, aún hoy en día siguen existiendo como virus y otras formas prebióticas, pero el planeta ya no era de las moléculas, sino de las células.

Seguían siendo células procariotas, es decir, simple material genético envuelto en una membrana, tal como lo que hoy en día es el núcleo de una célula. Pero su grado de complejidad produjo dos efectos contrapuestos. Por un lado la célula era tan compleja que distintas partes de la molécula actuaban en condiciones diferentes lo que hacía que fuera más adaptable a su entorno. Por otro su complejidad producía errores de replicación con más frecuencia que en el caso de las moléculas. La mayor parte de estos fallos provocaban la destrucción de la célula, pero otros fallos suponían pequeños cambios en su diseño. A veces ese cambio suponía una ventaja, otras veces era un cambio perjudicial y en ocasiones era totalmente neutro. Con el tiempo llegó a haber muchas versiones diferentes de la célula original, cada una con diferentes probabilidades de supervivencia en diferentes entornos.

En aquella época había millones de hábitats posibles, algunas células eran más capaces de sobrevivir en unos que en otros lo cual llevó a la primera especialización de la vida, distintos hábitats y distintas células pintando los colores del primer cuadro de la vida en la Tierra.

Había células capaces de tomar determinados compuestos y convertirlos en aminoácidos. Otras podían usar la energía del sol para fabricar azúcares. Otras células, en fin, podían ensamblar los aminoácidos para fabricar proteínas.
La actividad de cada célula era inconsciente y caótica, pero lo que hacía cada una era dirigirse a los lugares donde podía sobrevivir mejor. Los desechos de unas podían servir de alimento a las otras, era inevitable que al cabo de poco tiempo surgieran agrupaciones de dos o más células procariotas para formar una colonia con mayores posibilidad de supervivencia que las que tenían cada una por separado.

Se formaron miles, millones de colonias, billones de experimentos condenados a fracasar.
Pero entre todos aquellos fracasos algunas de esas colonias llegaron a encerrarse en una nueva membrana dando lugar a las primeras células eucariotas.

De toda aquella producción de células extrañas e inviables, las que no tenían posibilidades de supervivencia eran destruidas de inmediato, pero de vez en cuando surgía una combinación que tenía más posibilidades de supervivencia que sus congéneres. Estas células competían con ventaja contra sus antecesoras más simples y en pocas generaciones eran capaces de acabar con su anterior supremacía.

La reproducción de aquellas primeras células seguía siendo delicada y se producían errores con bastante frecuencia. A veces unos componentes de la célula empezaban a replicarse antes que otros, lo que llevaba a la destrucción de la misma. Otras veces la célula mezclaba los cromosomas de distintos componentes de la célula y de ello salía algo totalmente distinto, una mutación. Casi siempre las mutacioes llevaban a la destrucción de las células pero algunas mutaciones eran capaces de seguir sobreviviendo y hasta de reproducirse generando una variedad diferente de la célula original. A veces se producían mutaciones beneficiosas, y eso hizo que las células descendientes fueran más capaces de sobrevivir que sus antecesoras.

Con el tiempo se formaron células muy complejas, algunas de tamaños inusitados para nuestra experiencia, se han encontrado células fosilizadas que podían medirse ¡en centímetros!.

La vida había estallado.

El origen de la vida es un misterio incluso a día de hoy para la comunidad científica .

Hay muchas teorías y entre ellas esta la panspermia , una teoría que propone que la vida podría haber venido del espacio. ¿Cómo? la respuesta estaría en los asteroides ,que no portarían seres vivos en sí ,pero si moléculas orgánicas que se harían cada vez mas complejas dando lugar a la vida en este planeta.

Por otra parte , ¿cómo podrían formarse esas moléculas orgánicas en un medio como el espacio? Una posible respuesta esta en el vídeo que tenéis a continuación:

Este tema es uno de los que personalmente más me fascina y agradecería vuestros comentarios vídeos o información adicional , gracias a todos.

Este post tiene como objetivo definir las características principales de los seres vivos y mostrar el origen de los primeros.

Un ser vivo es un organismo de alta complejidad que nace, crece, alcanza la capacidad para reproducirse y muere. Estos organismos están formados por una gran cantidad de átomos y de moléculas que constituyen un sistema dotado de organización y en constante relación con el entorno.

Los seres vivos pueden funcionar con autonomía durante toda su existencia y sufren la pérdida de sus propiedades estructurales al morir. Estos seres están formados por células, en cuyo interior tienen lugar diversas reacciones químicas que las enzimas se encargan de catalizar.

Existen varias características que permiten diferenciar a un ser vivo de aquello que está sometido a la inercia. La organización (a partir de las células, que son sus entidades primordiales), la homeostasis (el equilibrio que existe en su interior), el metabolismo (la conversión de energía en nutrientes), la irritabilidad (respuesta ante estímulos exteriores), la adaptación (las especies vivas evolucionan para adaptarse al ambiente), el desarrollo (incremento de tamaño) y la reproducción (la capacidad de generar copias parecidas del mismo organismo, y.a sea sexualmente o asexualmente) son algunas de las propiedades de los seres vivos.

Origen de los primeros seres vivos:

Etiquetas:

He pensado que como esta semana vamos a empezar en clase con la biología, que era necesario tener una breve idea de como surgió la vida, de la cuál, hay varias teorías y destacan la de la panspermia y de la sopa primordial . Para ello, he estado leyendo blogs y alguna que otra página, pero que mejor que ver un vídeo. A continuación les dejo el vídeo:

Espero que os sirva un poco de ayuda y cualquier duda la pongáis para debatirla.

Por si aun no quedaba claro que la teoría de la evolución de Darwin es cierta, la naturaleza nos sigue dando más y más pruebas que la confirman.

Haruka, que así se llama la protagonista, es un delfín mular (Tursiops truncatus) hembra encontrada en las costas de Taiji el 28 de Octubre de 2006 y trasladada entonces al acuario japonés Taiji Whale Museum. Algo había que la diferenciaba del resto de delfines: presentaba dos aletas pelvianas inexistentes en la morfología de los cetáceos. Si bien es cierto que todas las aletas de estos animales están formadas por cartílago para dotarlas de mayor flexibilidad, el acuario japonés ha realizado un estudio de sus extrañas aletas en el que han confirmado que la estructura de ambas está formada por hueso que coincide con las patas traseras que perdieron hace 50 millones de años los primeros mamíferos terrestres que se adentraron en el mar.

Bottlenose dolphin

Las imágenes relacionadas a la noticia podréis encontrarlas en el enlace correspondiente de la fuente.

Fuente (japonés): Yomiuri Online

La ciencia todavía no ha podido explicar de forma concluyente cómo surgieron los primeros seres vivos.Aun así,la mayor parte de los científicos aceptan la hipótesis de que la vida se originó a partir de materia inórganica,inanimada,hace unos 3800 millones de años.

LA EVOLUCIÓN QUÍMICA

El proceso que condujo a la formación de las primeras células a partir de móleculas inanimadas se denomina evolución química.

Ésta fue un proceso lento y gradual determinado por la composición y las propiedades de la atmósfera de la Tierra hace unos 4000 millones de años,que eran muy distintas a las de la atmósfera actual.Algunas de las propiedades de la atmósfera que hicieron posible la evolución química fueron:

-ABUNDANCIA DE MÓLECULAS SIMPLES:como vapor de agua,iones minerales y gases como dióxido de carbono que sirvieron como bloques de construcción para formar móleculas más complejas.
-AUSENCIA DE OXÍGENO LIBRE:que habría degradado las móleculas orgánicas recién formadas.Su ausencia en la atmósfera favoreció la estabilidad de las nuevas móleculas.
-GRAN CANTIDAD DE ENERGÍA:en forma de violentas tormentas eléctricas,impactos de meteoritos y de una intensa radiación ultravioleta que propiciaron la formación de enlaces.

En 1950 el científico noteamericano Stanley Miller llevóa cabo un experimento para demostrar la hipótesis sobre el origen de la vida por evolución química que había formulado el científico ruso Alexandr Oparin en 1929.Para ello sometió una mezca de gases semejante a la atmósfera primitiva a descargas eléctricas.
El experimento se consideró un exito porque,a los pocos días,había obtenido móleculas orgánicas,como aminoácidos.Desde entonces,se han llevado a cabo otros experimentos ,semejantes al de Miller,en los que se ha conseguido obtener polímeros de aminoácidos e incluso protobiontes,pero ningún científico ha sido capaz de obtener células vivas.
Aunque se ha avanzado mucho en este sentido,el complejo proceso que condujo de los protobiontes a las células sigue siendo inabarcable de un modo experimental.

Hoy día se sabe con casi completa certeza que el ser humano desciende de los primates (como gorilas o chimpancés), o que los delfines descienden de artiodáctilos (animales de tierra parecidos a los bueyes). Si remontamos muchos millones de años atrás, podremos averiguar que el ser humano comparte origen con los delfines, pero no solo con ellos, si no con todo el resto de flora y fauna, algo que a priori suena muy extraño. Está demostrado que las primeras formas de vida se expresaron en bacterias hace 3600 millones de años y que ellas evolucionaron a las distintas formas de vida hasta desembocar en la grandísima variedad vital actual.

Podremos probar esta teoría analizando especie por especie, que en ausencia de agua desaparecería, por lo que podemos averiguar que las bases de toda vida (en el planeta Tierra) se basan en el agua. Además, las biomoléculas y las bases de la bioquímica son iguales en todos los seres vivos, y por supuesto, la evolución es una prueba clara de que todos somos originarios de un mismo inicio.

¿Cómo nacimos?

Tras el Big bang, las condiciones atmosféricas (presencia de amoniaco, hidrógeno, ácido sulfhídrico, metano y vaapor de agua) y geológicas no permitieron la formación inmediata de vida, pero sí de moléculas necesarias para la misma. La unión de las mismas, hizo posible el nacimiento de  moléculas orgánicas como los azúcares, y estas a su vez, dieron lugar a nucleótidas (ARN. Formación, por tanto, de proteínas). Más tarde la formación de membrana permite la aparición de células procariotas, heterótrofas y anaeróbicas (por la ausencia de oxígeno).

Las primeras formas de vida capaces de alimentarse fueron las cianobacterias, que podían nutrirse a partir de la fotosíntesis, para lo que necesitaban expulsar oxígeno y produjeron así, una acumulación del mismo, por lo que aquellas bacterias anaeróbicas, se vieron obligadas a ir a otras zonas del planeta en las que no hubiera oxígeno (cuevas o profundidades del mar por ejemplo) o a desarrollar mecanismos para sobrevivir en su presencia. Al mismo tiempo, otros supieron aprobechar ese oxígeno para desarrollar un mejor metabolismo. Finalmente, la unión de células procariotas dio orígen a los primeros eucariotas.

Fotografía: ©Álvaro Sánchez


Categorías

abril 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Visitantes

  • 1,092,690 hits

localizador de visitas

Cargando...