experimentemos

Canibalismo galáctico.

Posted on: febrero 7, 2011


El Telescopio Espacial Hubble también ha sido testigo de un canibalismo a una escala titánica. El canibalismo galáctico se produce cuando una galaxia se “come” a otra. En estos procesos de fusión, las galaxias cambian de aspecto y aumentan su masa.

Así que el proceso de canibalismo galáctico observado por el Telescopio Hubble explica la evolución de las galaxias, que ha sido uno de los grandes misterios de la astronomía. El científico que da nombre al Telescopio Espacial, Edwin Hubble fue uno de los primeros que estudió a fondo las galaxias. Realizó un diagrama para clasificarlas por sus formas, llamado Diapasón de Hubble. En esa secuencia se divide a las galaxias en tres formas principales: elípticas, lenticulares y espirales. Hubble creía que las galaxias elípticas evolucionaban a espirales y lenticulares, pero el proceso exacto por el cual una cambiaba a otra era un misterio.

El Hubble ha podido observar miles de galaxias, situadas a distancias y tiempos enormes. Desde galaxias situadas a 13.000 millones de años luz, las del Campo Profundo, a las más cercanas como la de Andrómeda. Por tanto, es ahora cuando se ha podido comparar cómo eran las galaxias jóvenes (las más lejanas) y cómo son las galaxias viejas (las cercanas). La conclusión es que las galaxias lejanas son más pequeñas e irregulares. Además, el Hubble ha observado una gran cantidad de galaxias en proceso de colisión, fusión y canibalismo.

Por ejemplo, astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias han detectado una corriente de estrellas que envuelve la Vía Láctea. Estas estrellas pertenecen a una galaxia que fue devorada por nuestra galaxia: En el universo, el pez grande también se come al pequeño.

Por tanto, ahora tenemos evidencias de que las galaxias van creciendo y cambiando de forma al comerse unas a otras.

Y el espectáculo no ha finalizado. Los astrofísicos debaten si la Galaxia de Andrómeda, situada a tan solo 3 millones de años luz, se fusionará con la Vía Láctea. De ser así, sería un proceso lento, que duraría miles de millones de años. Quizás para entonces nuestro Sol ya haya desaparecido, o bien haya sido expelido a gran velocidad al vacío intergaláctico.

Por Víctor R. Ruiz.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

febrero 2011
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  

Visitantes

  • 1,142,606 hits

localizador de visitas

Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: