experimentemos

Sexo a cambio de polen

Posted on: octubre 5, 2010


Atractiva hembra se ofrece para encuentro pasional en el lecho de una flor. Bella, inteligente y mentirosa. Así es esta margarita del sur de África que promete sexo a los insectos macho para que diseminen su polen. ¿Su secreto? un elaborado diseño en sus pétalos que imita a la perfección el contorno de una hembra de ‘Bombyliidae’.

Muchas flores producen néctar para atraer a los polinizadores, pero sólo las orquídeas eran conocidas por utilizar el engaño sexual como estrategia reproductiva. Ahora Allan Elis, de la Universidad de Stellenbosh, y Steve Johnson, de la Universidad de KwaZuli-Natal en Pietermaritzburg, han demostrado que las margaritas ‘Gorteria diffusa’ utilizan el mismo señuelo sexual que algunas orquídeas, según el estudio publicado en ‘The American Naturalist’.

Néctar Vs. sexo

Aunque la mayoría de las flores ofrecen las tradicionales recompensas nutritivas a los polinizadores, algunas especies de ‘Gortea diffusa’ han cambiado la oferta de néctar por la de sexo. De esta forma, además de reducir el coste energético que supone producir el néctar consiguen aumentar las probabilidades de reproducirse.

Los pétalos de esta margarita del sur de África varían mucho. Mientras algunas lucen elaboradas manchas que imitan de manera sorprendente el contorno de la hembra de la mosca ‘Bombiliidae’, otras parecen conformarse con marcas sencillas o incluso ninguna en absoluto. El estudio muestra que la intensidad de la respuesta sexual del insecto varía según el tipo de dibujo que presenten. De esta forma, las moscas macho intentaron copular con las flores cuyos pétalos se asemejaban a las moscas hembra (las de la fila superior de la fotografía). La fila de en medio provocó cierta curiosidad en los insectos, mientras que la fila inferior no suscitó el menor interés sexual y los machos se limitaban a alimentarse de su néctar. La gula y la lujuria coexisten en la estrategia reproductiva de esta astuta margarita, pero, ya lo dice el dicho, tiran más dos antenas que dos carretas.

Un engaño eficaz

Al sustituir el polen por polvo fluorescente, Ellis y Johnson descubrieron que las flores que provocan deseo sexual en las ‘Bombiliidae’ consiguen una mejor diseminación de su polen. ¿La clave de su éxito? El engaño. Estas flores, tan bonitas como mentirosas, ofrecen falsas promesas de sexo para que los insectos las polinicen. Es lo que se conoce en botánica como pseudocópula. El elaborado dibujo del labelo de la ‘Gortea’ despierta la excitación sexual del polinizador, que tras los inútiles esfuerzos por ‘consumar’ con la falsa mosca, se marcha frustrada con los polinios adheridos en busca de una auténtica compañía femenina. Al posarse en otra margarita de la misma especie, deposita el polen consumando la fecundación de la margarita (que no la suya). De ésta forma ahorran el gasto de producir néctar y aumentan las probabilidades de reproducirse.

[foto de la noticia]

El néctar, además de ser metabólicamente costoso de producir para la flor, atrae a muchos insectos diferentes que quizá no aseguren el traslado del polen al lugar correcto. Pero si la flor sólo atrae a los machos de una especie concreta, es más fácil que su polen acabe en otra margarita de la misma especie. “Se coloca el polen adecuado en el estigma adecuado. De esta forma se evita desperdiciar polen en otras especies en las que no va a fecundar”, afirma Pablo Vargas, investigador científico del CSIC en el Jardín Botánico de Madrid. “Además de un ahorro energético, se consigue una mayor eficacia en la reproducción”, finaliza.

Conseguir una mejor calidad de la descendencia es otra razón para retirarse del negocio del néctar. Los machos en busca de sexo son mucho más activos que los que buscan solamente alimentarse, por lo que diseminan mejor el polen. Los insectos en busca de alimento se limitan a polinizar las flores de una misma planta o de otras cercanas. Esta endogamia produce semillas de peor calidad. Lo que la ‘Gorteria’ necesita es que las ‘Babyliidae’ cojan su polen y se vayan “cuanto más lejos mejor”, indica Vargas. Así consiguen mezclar sus genes con otras especies (exogamia) y aumentar el vigor y la variedad de la progenie. De esta forma aumentan su capacidad de supervivencia.

Conclusiones

Las variadas manchas florales de esta maestra del engaño han permitido estudiar las diferencias entre ambos sistemas de polinización. Anne Gaskett de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, que estudia la engañosa estrategia polinizadora de las orquídeas, indica que el descubrimiento podría proporcionar el eslabón perdido entre las estrategias basadas en la comida y las basadas en el engaño sexual utilizadas por las plantas para atraer a los polinizadores. “El estudio proporciona una visión fascinante de cómo se podría desarrollar esta estrategia basada en el engaño sexual a partir de una mucho más simple basada en la comida, y como ambos sistemas pueden coexistir”, finaliza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

octubre 2010
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Visitantes

  • 1,153,620 hits

localizador de visitas

Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: