experimentemos

Las pseudociencias

Posted on: junio 13, 2010


¿Qué  es una pseudociencia?

 Una pseudociencia es una disciplina, determinada por un conjunto de prácticas, creencias, conocimientos y metodologías no-científicos, pero que reclaman dicho carácter. Algunos ejemplos son: la astrología, la homeopatía, el feng shui, el tarot, la numerología, la parapsicología, la telepatía, etc.

Muchos pensarán que el debate en torno a la caracterización formal de una disciplina debería quedar en el terreno de los filósofos y pensadores. Tal vez esto debiera ser así, pero el hecho de no conocer sobre este debate, desgraciadamente tiene mucha incidencia sobre la vida cotidiana de cada uno de nosotros.
Día a día, estamos siendo bombardeados por información proveniente de todo tipo de medios, y es absolutamente imposible analizar y razonar todos los datos que recibimos, sobre todo cuando los locutores utilizan palabras técnicas sobre temas que no manejamos.

 Las pseudociencias son el reflejo de los problemas básicos de la sociedad: la simplicidad en que se basan y la remuneración económica que prometen. La mayoría de ellas son disciplinas que requieren pocos conocimientos y estudios, nótese que en un par de meses, tal vez unos pocos años, uno puede convertirse en astrólogo y comenzar a ganar dinero con ello.

Los escasos conocimientos que suponen, se basan en un grupo de dogmas incuestionables establecidos hace mucho tiempo, o por sabios que sabían mucho del tema. Pero nunca por investigaciones reales que puedan ser citadas, como lo hacen las disciplinas serias, simplemente se disipan en una nebulosa incoherente, irrepetible e inindagable. O hasta en simples mentiras.

Los dogmas en los cuales se basan, son dogmas con todas las letras. Tal es así que no se realizan experimentos para comprobar las afirmaciones realizadas. Y cuando son realizados por personas ajenas a sus círculos, los rechazan bajo argumentos al estilo de “la ciencia oficial tiene la mente cerrada”.

Muchas veces plantean situaciones que no son falsables, es decir “no se puede demostrar que no es así”. Ejemplos de esto, son las invocaciones de: fuerza vital, energías negativas, superyó, destino, memoria colectiva, alma inmaterial y demás. Incluso algunos tildan a prestigiosas teorías del universo, como la Teoría de Cuerdas, como una pseudociencia. Ya que entre otras cosas, incluye que el universo está formado por siete u once dimensiones, cosa que hace encajar a las explicaciones matemáticas, pero no tiene ninguna relación con el mundo real.

La acupuntura es una disciplina pseudocientífica que busca mejorar la salud del paciente insertando agujas en lugares estratégicos del cuerpo. Estos lugares son supuestos focos donde se concentra y fluye una energía indetectable llamada Qui, Qi o Chi. Esta energía (por llamarlo así, ya que no comparte ninguna propiedad con la energía física) es similar al concepto de energía vital que fue concebido en occidente en el siglo XVIII en el marco del vitalismo como corriente filosófica para explicar la vida.

La hipótesis no probada del Qi, es que nuestra salud depende de la correcta circulación de esta energía mágica a través de nuestro cuerpo. Por consiguiente, se puede bloquear de alguna forma, y debe ser reactivada insertando agujas metálicas.

La acupuntura es una disciplina milenaria, y la Organización Mundial de la Salud reconoce desde hace varios años que hay evidencia que muestra que parece funcionar (más allá del placebo). Escépticos y creyentes de estas cosas debaten continuamente sobre este tema. Pero el núcleo de la cuestión es que, en caso de que tenga algún tipo de efectos sobre la salud, no tiene absolutamente nada que ver con la existencia de una energía vital indetectable y mágica que fluya a lo largo de nuestro cuerpo y eventualmente se bloquee.

 Cuando uno cree haber escuchado suficientes sandeces curativas: pulseras con imanes y hologramas, moléculas de agua simpáticas, y hasta aspiradoras anales. Un lector deja un comentario en el buzón de sugerencias comentando la coleoterapia: Comer insectos vivos metidos en cápsulas para que una sustancia mágica que contienen cure la enfermedad que queramos. ¿Cómo conseguir los bichos? Fácil: contactarse con una red internacional de tráfico de insectos prohibidos por ser plaga. ¿Evidencia? ¿Y eso qué es?

La coleoterapia es una pseudomedicina que pretende curar diversas enfermedades totalmente arbitrarias, con el consumo de unos insectos llamados gorgojos . La hipótesis nunca probada es que estos insectos al llegar al estómago, mueren y liberan una hipotética sustancia llamada coleotoxina que tiene diversos efectos contra muchas enfermedades.
Lo que diferencia esta pseudomedicina de muchas otras, es que ellos mismos admiten que no hay ningún tipo de evidencia científica que sustente sus propuestas. De más está decir que Rubén Dieminger, quien promociona una red de solidaridad para regalar gorgojos (“cadena del gorgojo“), no ostenta ningún título universitario, y basa sus hipótesis en la observación cualitativa de algunos casos, y anécdotas.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

junio 2010
L M X J V S D
« May   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Visitantes

  • 1,154,660 hits

localizador de visitas

Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: