experimentemos

Esperanza.

Posted on: junio 3, 2010


Del libro “Memorias del fuego.  Primera parte:  Los nacimientos” tomo el capítulo que Eduardo Galeano fecha en 1492 y que titula La mar océana.

Están los aires dulces y suaves, como en la primavera de Sevilla, y parece la mar un río Guadalquivir, pero no bien sube la marea se marean y vomitan, apiñados en los castillos de proa, los hombre que surcan, en tres barquitos remendados, la mar incógnita.  Mar sin marco. Hombres, gotitas al viento.  ¿Y si no los amara la mar?  Baja la noche sobre las carabelas  ¿Adónde los arrojará el viento?  Salta a bordo un dorado, que venía persiguiendo a un pez volador, y se multiplica el pánico.  No siente la marinería el sabroso aroma de la mar un poco picada, ni escucha la algarabía de las gaviotas y los alcatraces que vienen desde el poniente.  En el horizonte, ¿empieza el abismo?  En el horizonte, ¿se acaba el mar?

Ojos afiebrados de marineros curtidos en mil viajes, ardientes ojos de presos arrancados de las cárceles andaluzas y embarcados a la fuerza:  no ven los ojos esos reflejos anunciadores de oro y plata en la espuma de las olas, ni los pájaros de campo y río que vuelan sin cesar sobre las naves, ni los juncos verdes y las ramas forradas de caracoles que derivan atravesando los sargazos.  Al fondo del abismo, ¿arde el infierno?  ¿A qué fauces arrojarán los vientos alisios a estos hombrecitos?  Ellos miran las estrellas, buscando a Dios, pero el cielo es tan inescrutable como esta mar, la mare, madre mar, ronca voz que contesta al viento frases de condenación eterna, tambores del misterio resonando desde las profundidades:  se persignan y quieren rezar y balbucean:  “Esta noche nos caemos del mundo, esta noche nos caemos del mundo.”

Así somos, gotitas en el mar, gotitas al viento en un mar sin marco.

Imagino a aquellos hombre horrorizados pensando que tras tan largo viaje ya nada quedaba más que llegar al fin del mundo (pues creían que la tierra era plana y que, por lo tanto, tenía borde) y caer.  Caer, hacia el infierno o cualquier atrocidad que les esperase. O caer por siempre en un viaje eterno y horroroso hacia ninguna parte.

Imagino que tal ocurría el 11 de octubre de 1492.  Justo el día antes de llegar a América.  Imagino que ocurría desde bastantes días antes.

No sabían que estaban a punto de llegar, de salvar la vida, de triunfar, de lograr lo que entonces ni se imaginaba, de cambiar el mundo.

El 12 de octubre ya no recordarían sus temores, sus ansias, el miedo ante el abismo eterno.  Al día siguiente ya sería otro mundo, estarían en otro mundo, con nuevas oportunidades y sueños, nuevos retos y dificultades, nuevos amores y desamores.

Lo que me maravilla de nosotros es que seamos tan frágiles y a la vez tan fuertes.  Nos hundimos por una idea que resulta ser falsa y, a la vez, somos capaces de atravesar mares de agua con sal o de problemas con una tenacidad sorprendente.

Somos paradójicamente curiosos:  duros y blandos, tenaces y frágiles, desesperados y esperanzados, a la vez, en una mezcla maravillosa que nunca llegamos a entender.

Muchas veces, lo que nos salva, lo que nos une son cosas como el cariño y la amistad, o el conocer que todos tenemos las mismas fragilidades, los mismos miedos, la misma inseguridad.  Pero sobre todo nos salva la esperanza.  Esperanza en los cambios que vienen sin que los presintamos y, sobre todo, esperanza en los cambios que nosotros mismos impulsamos, poco a poco, con esfuerzo y voluntad.

Un beso y un abrazo a todas y todos.

Con cariño.

Pepe.

Anuncios

2 comentarios to "Esperanza."

Es que yo creo que la fragilidad de hoy en día, es el producto del mundo tan superficial en el que vivimos. Gran parte de la causa, son los edificios; que forman barreras y nos cubren la visión del citio en el que en verdad vivimos y los habitantes habituales de este parten de aquí en su modo de vida, como ir a la moda, tener las últimas novedades en teléfonos móviles, decir a los padres que nos compren las galletitas de hello kitti, etc, y con lo cual en muchas ocasiones no vemos más allá de nuestras narices y terminamos cerrándonos en una especie de burbujita mágica, que con el tiempo queremos tenerla tan grande como la de el colega o vecino, poco despues la burbujita se rompe y nos encontramos desnudos en la sociedad. Y como batman no va a estar para ayudarnos, debemos valernos por nosotros mismos, para superar los fracasos que nos esperan a lo largo de la vida; con lo cual, fracasar no es malo, al contrario, es bueno, ya que fracasando se aprende mucho. Bueno como habeis visto me he desviado un poquito de lo que os estaba contando y aquí lo dejo. eres un maquina Pepe.

Hola
Esperanza…. con color y con música:

Buen relato, Pepe. Tu reflexión, aún mejor. Me han encantado algunas de las frases que aportas, esa “mezcla maravillosa” que, en mi opinión, nos hace humanamente interesantes, no lineales, no aburridos. Aspectos contrarios que nos complementan. Gracias por compartirlo.

En mi experiencia vital he aprendido, que lo que algún día nos parece imposible, otro, curiosa y sorprendentemente, nos demuestra que no lo es. Es importante mantener el esfuerzo para intentarlo y concederse a uno mismo el tiempo…… Aunque, nadie lo duda, a veces cuesta mucho.

También me ayuda mucho, el cariño, el apoyo y el alivio de quien me quiere bien.

A mi personalmente, me gustan más las palabras confianza, voluntad, lucha e ilusión. Pensar en ellas, en lo que significan, intentar aplicarlas en mi día a día, me hace sentir mejor, vivir mejor.

Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

junio 2010
L M X J V S D
« May   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Visitantes

  • 1,210,066 hits

localizador de visitas

Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: