experimentemos

Valdemingómez

Posted on: abril 14, 2010


Madrid duerme, y por sus ya poco transitadas calles, centenares de camiones recogen de los contenedores los desperdicios que se han acumulado a lo largo del día. Estos desechos recorrerán el camino hacia su máxima recuperación: Valdemingómez, la Estación de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de que dispone nuestra capital. Este centro, considerado como uno de los más sofisticados de la Unión Europea, posee un avanzado sistema para la recuperación y posible reutilización de los residuos así como para su destrucción y vertido controlado. Valdemingómez consta de tres plantas: Las Lomas, La Paloma y Las Dehesas, siendo ésta última una ecoinstalación de nueva construcción.El majestuoso complejo, lleva a cabo su labor mediante cuatro métodos: compostaje, incineración, reciclado y vertido controlado.

En la planta de compostaje la materia orgánica fermenta tras un proceso de oxigenación (proceso conocido como aireación), que durará cuatro semanas. Así se obtiene compost, que servirá como abono en agricultura, y también los llamados lixiviados, que son los líquidos que sueltan las basuras en su proceso de descomposición. En Valdemingómez, los lixiviados también pueden ser reutilizados, puesto que aplicándoles un ácido, se transforman en agua que se utilizará para el riego de los jardines y otras actividades industriales.

En la incineradora de Las Lomas, se produce la combustión a más de 850ºC de los residuos irreutilizables, generándose una gran cantidad de energía aprovechable para el mantenimiento de la propia central. El reciclado se lleva a cabo tras la separación de los materiales que componen las basuras mediante distintos tipos de procedimentos, físicos y mecánicos, como cribado y separación magnética permitiendo recuperar vidrio, metales, plásticos, papel y cartón.

Problemas “aromáticos” aparte, Valdemingómez plantea otros mucho más serios. Ejemplo de ello es la incineradora, que ha sido y es una de las obras civiles más polémicas de nuestro país. Al principio por su supuesta expulsión de elementos nocivos para el medio ambiente y la salud: las dioxinas y los furanos, y ahora porque lo que eran suposiciones son hechos.

 No queda más remedio que creer en la necesidad de la existencia de este tipo de centrales pero considero que se deben realizar muchas mejoras. Por ejemplo, los filtros que se encuentras situados en la planta de compostaje, deberían ser mucho mejores para evitar los malos olores; las condiciones de ruido a las que están expuestos los trabajadores deberían encontrarse mucho más reguladas; la separación de los residuos debería realizarse en casa con, con lo que se evitaría que muchos de los residuos que se pueden reciclar terminen en un vertedero o en la incineradora. Estoy hablando de pequeños trozos de metal, plástico, papel, que en Valdemingómez no son capaces de separar por muy sofisticados que sean sus sistemas.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Visitantes

  • 1,154,603 hits

localizador de visitas

Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: