experimentemos

¿Origen marino o terrestre?

Posted on: febrero 3, 2010


Parece una evidencia el hecho de que las serpientes más antigüas tuvieran patas o cadera, puesto que eran reptiles evolucionados pero,¿nos habíamos planteado alguna vez la posible existencia de una serpiente con patas?
Pues bien, Najash fue la madre de todas las serpientes y tiene 90 millones de años. Sus restos fósiles fueron descubiertos en la provincia de Río Negro,a unos 1.300 kilómetros de Buenos Aires. Vivió en la Patagonia y por eso los paleontólogos la llamaron Najash rionegrina; “Najash” en hebreo significa “serpiente” y en esa tradición el nombre designa a la que Dios condenó a arrastrarse por haber engañado a Adán y a Eva y, “Rionegrina” viene del nombre de la privincia de origen.
Aunque se arrastraba tenía patas, sólo dos; las traseras. Además, tenía cadera, una característica anatómica de la que carecen las serpientes modernas y que permite postular que sería el eslabón que permite vincularlas con los reptiles de cuatro patas de los que descienden.
“Aunque existen restos fósiles de serpientes más antiguas, de hasta 130 millones de años, ésta es la más primitiva que se conoce”, dijo a LA NACION el licenciado Sebastián Apesteguía, jefe de paleontología de la Fundación de Historia Natural Félix de Azzara y autor de la descripción de najash que publicó  Nature.
Esta serpiente es un hallazgo importante porque es la primera que tiene hueso sacro. Éste representa una morfología intermedia que nunca había sido vista en serpientes. Llena una importante brecha de información morfológica sobre la temprana evolución de las serpientes.

Najash, además, aporta evidencias a favor del origen terrestre de las serpientes, en un momento en que la mayoría de los expertos en la materia se inclinan a favor de la teoría opuesta, que habla de un origen marino.
Durante las últimas décadas, el hallazgo de numerosos fósiles de serpientes marinas provistas de adaptaciones acuáticas, las paquiófidas, en rocas del Cretácico inferior (unos 120 millones de años) del norte de África y Europa Oriental, hizo pensar a muchos investigadores que las serpientes se habían originado en el mar.
Según esa teoría “marinista”, las serpientes serían, de hecho, parientes de los mosasaurios, formidables dragones marinos que vivieron en todos los mares y entre cuyos familiares actuales se halla el llamado dragón de Komodo, el lagarto más grande del mundo.
La otra teoría, mantenida por los “terrestristas”, dice que las serpientes provienen en realidad de algún lagarto cavador de pequeño tamaño que, tras perder las patas fue dominando poco a poco otros ambientes de nuestro planeta. Como sustento de esta teoría, solo había unos pocos materiales de vértebras y minúsculos fragmentos de cráneos provenientes principalmente de África, escaso material para hacer frente a los formidables y articulados fósiles de las serpientes marinas.
La discusión rondó durante los últimos años en la interpretación y discusión de las características de estas serpientes marinas, en especial en su posibilidad de abrir sus bocas hasta el punto de poder engullir una presa mayor que su propia cabeza, lo que se ha llamado condición macrostomada, y que es característica de la mayoría de las serpientes modernas. Los nuevos hallazgos en Medio Oriente sólo permitían rediscutir el mismo tipo de fósiles.
El hallazgo de Najash en el Cretácico de la Patagonia ofrece un punto de vista completamente diferente y una nueva mesa de discusión. Ya no se trata de otra serpiente marina sino de una serpiente que vivió en un ambiente terrestre, a la sombra de los dinosaurios y en América del Sur. Las serpientes como Najash eran relativamente pequeñas, y con seguridad vivían en cuevas, alimentándose de lagartos, mamíferos pequeños y tal vez crías de dinosaurios pequeños.
Lo más interesante deNajash son las patas bien desarrolladas que demuestran que le eran útiles para moverse, o tal vez para anclarse contra la tierra al atacar. El esqueleto fue hallado articulado, aunque sin cráneo. Los datos de la cabeza los proporcionó otro ejemplar. Otro esqueleto desarticulado de Najash, de mayor tamaño, contribuyó a comprobar detalles ausentes en el primer ejemplar.

Para más información y detalles:
MundoBiología
FHN
LaNación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Visitantes

  • 1,142,857 hits

localizador de visitas

Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: